Páginas vistas en total

29/11/09

De poner una pica en Flandes a la pasión turca

Dios no me ha dado la habilidad de comerciar. Y eso es fatal si vas a un país como Turquia.La primera vez que estuve, hace ya un porrón de tiempo, conseguí traer a casa un montón de cosas inútiles que me parecía que había conseguido muy baratas. Eso fue hasta que las desempaqueté en casa. De pronto tenía tropecientos paquetes de té de todos los sabores (manzana, fresa, menta, albaricoque....) que a nadie le apetecían, dos latas de caviar, un chaquetón de cuero que olía a rayos y que tu abuelo nunca ha estrenado, doce vasos en forma de tulipán para beber té, una bandeja dorada que en cuanto llegó a Canarias se puso negra por la humedad, una sortija del sultán que se desarmó y nunca fui càpaz de volver a armarla......y horas y horas perdidas en el Gran Bazar que debí aprovechar para patear Estambul y empaparme de su ruido, sus gentes y sus paisajes.
Esta vez volví con la lección aprendida. No perdí ni un segundo en las compras. Aproveché todo el tiempo en mirar. ¡Hay tanto que ver en Turquía!

Me impresionó La Capadocia. Creo que te gustará. Pasarás del mundo de los pitufos: casitas construidas en formaciones geológicas con forma de seta, al mundo de los Trolls: inmensos subterráneos llenos de laberintos. En ellos visualicé el cuento de Alí Babá y los cuarenta ladrones. Tengo en proyecto hacerte un montaje de vídeo con las imágenes que he grabado en la ciudad subterránea de Derinkuyu contando esta historia de Las Mil y una Noches.





Y como no hablarte de las ruinas de Hierápolis y su balneario Pammukale. Tu tío el médico, que siempre dice que la mayoría de las medicinas son "caramelitos de menta" encontraría aquí la verificación de sus tesis. Era una ciudad hospital. No les curaban, de hecho su necrópolis es mas grande que la ciudad, pero iban allí a morirse encantados de la vida. Y no me extraña, el paisaje es impresionante, la ciudad era maravillosa: baños, teatro... y las piscinas naturales indescriptibles, con agua calentita....si a eso le añades que los médicos de la época no sabían mucho pero te animaban continuamente, que mas quieres. Yo me apunto.




¿Y las ruinas de Afrodisias y Éfeso?. El Imperio Romano debió ser la bomba. Y nos creemos tan listos ahora. Viendo el estadio de Afrodisias, que lo hicieron hace mas de dos mil años o el teatro de Éfeso que tiene una acústica que impresiona, te hace pensar que si no fuera por lo que han avanzado las telecomunicaciones, habríamos inventado muy poco.

Bueno, como en la película de La vida de Bryan: las telecomunicaciones y la electricidad, y las máquinas....Vale, hemos avanzado mucho, pero hay cosas que siguen sin ser superadas o, por lo menos, que son dignas de la mayor admiración. Tu abuela desde luego se queda sin respiración y en silencio cuando contempla estas maravillas del pasado.



Y luego está Estambul. Otro viaje pendiente. No se describirte Estambul. No puedo hablarte de arte ni de urbanismo ni de nada. Estambul es HISTORIA con mayúsculas. Es Constantinopla, es Bizancio, es la ruta de la seda, es Solimán el Magnífico, es mezcla de religiones, es tolerancia e intolerancia, se respira, se vive.

A lo peor te estoy aburriendo. Al fin y al cabo solo tienes cinco meses. Pero si algún día lees esto hazme caso, no dejes de ir a Estambul. Me lo agradecerás.

3 comentarios:

mardelibertad dijo...

Tu nieto es èqueño aun,algun dia leera lo que su abuelo escribe para el, constancia dejas.
Para mi ha sido un bonito pasear,por estas tus letras y lo que cuentas de tus viaje.
Gracias por tu visita, si me lo permites te seguire,que tengas buen dia
Abrazp

R.M dijo...

Yo soy tan miedica!! Me encantaria ir a tantos sitios y al mismo tiempo, me da tanto miedo que nos pase algo, que haya problemas! Recuerdo que en el viaje de novios, en la Riviera Maya, nos salimos de las calles comerciales y dimos un paseo por la zona "no turista" y apenas avanzamos 500 mts y quise volver. Me daba miedo!! Te cuentan tantas cosas y ves tantas movidas en la tele, que viajo asustadiza del todo.

Que suerte la tuya, que has disfrutado de un pais tan hermoso, que yo solo conozco por fotos.

Espero que tu nieto te haga caso y herede de ti, su espiritu viajero. Si no, siempre le quedará este blog, cargado de vivencias.

Besos

laquiti dijo...

¿Miedo? Nunca me planteo el miedo a viajar. Al fin y al cabo si no me toca nunca la loteria ¿por qué me va a tocar un problema en un viaje? No me gustan los aviones pero mas que miedo es claustrofobia. De resto, y siempre con un mínimo sentido de la prudencia, nunca me ha pasado nada. Anímate y no pierdas la oportunidad de ir a cualquier parte, incluso a la provincia mas cercana. Todo lo que signifique salir del entorno habitual enseña y divierte. A lo único que hay que tener miedo es a la enfermedad, y eso nos llegará algun día aunque no salgamos de casa.