Páginas vistas en total

20/5/11

Movidas políticas



Crecéis tan deprisa que ya no me caben mas fotos vuestras encima de los muebles sobre todo de Jorge que, cada vez que me envían vuestros padres una, no parece el mismo niño.

A veces tengo la impresión de que, por la distancia, me estoy perdiendo vuestras vidas. ¡Y la vida transcurre tan rápido!

Ahora mismo hay una buena movida en este nuestro país. No se como terminará, ni siquiera se si vosotros algún día os enteraréis de ella. Pero a la abuela se le rompen los esquemas. Os cuento.

El domingo 22 de Mayo hay elecciones municipales. Todo transcurría con normalidad. El PP poniendo verde al Psoe y el Psoe poniendo verde al PP. Los otros partidos, en las mínimas cuotas de publicidad que la Ley les permite, poniendo verde al PP y al Psoe. Vamos, lo de siempre. Y la población pasando ampliamente de ellos porque cada uno tenía ya su elección hecha desde hace tiempo.

Y sin venir a cuento, por las redes sociales aparece un movimiento denominado "Democracia Real Ya" que empieza a convocar a diestro y siniestro para acudir a una manifestación el 15 de Mayo. La abuela recibió en Twitter, Facebook y por email un porrón de invitaciones a esta manifestación. Venían de amigos virtuales y de amigos reales pero, la verdad, no le dio mayor importancia y, desde luego, no pensó en ningún momento en acudir. Pero le sorprendió el silencio informativo sobre la misma y, mucho mas, el silencio de los partidos en sus mítines. A favor o en contra, da igual. El silencio.

Y resulta que la convocatoria tuvo éxito, mucho éxito. Y la prensa y los partidos seguían en silencio. Y entonces la cosa se calentó y todos los que habían ido a la manifestación decidieron seguir manifestándose y a estos se les unieron muchos mas que no habían ido pero que se enfadaron mucho por el silencio de "los que mandan". Les indignó la cantidad de tiempo dedicado en los periódicos y televisiones a los mítines de cuatro políticos que no lo estaban haciendo bien y el ninguneo a una manifestación de ciudadanos que son los que se supone representan esos partidos políticos.

Y ahora hay mucha gente manifestándose y entonces los partidos y la prensa empiezan a ponerse nerviosos y a hablar del tema y la Junta electoral prohibe las manifestaciones populares "porque pueden influir en el voto" pero no prohibe las campañas de los partidos (esas, por lo que se ve, no pueden influir en el voto y, digo yo, que para eso que se las ahorren).

Y a mi todo esto me empieza a dar miedo porque cuando hablas de ello todos acabamos discutiendo. Unos porque apoyan las manifestaciones e incluso acuden a ellas, otros porque creen que es una manipulación del partido contrario al que piensan votar, otros porque consideran que esto es anarquía o una nueva revolución comunista y otros, como la abuela, porque no saben de que va pero están de acuerdo con muchas de sus proclamas.

La abuela en la época de la transición participó en movidas parecidas. Y de ahí surgió la democracia en este país. Lo hicimos bien entonces pero mira a lo que hemos llegado. Parece que hay muchos que creen que hay que renovar muchas cosas. Y la abuela cree que, alomejor tienen razón, pero no está segura de que esta sea la forma de hacerlo: en la calle y sin líderes preparados para realizar esa nueva transición.

Pero si ahora tuviera veinte años, estaría allí.