Páginas vistas en total

23/7/14

Día de la madre

Hoy es el día de la madre para la abuela. Cumple años mi hijo mayor ¡Felicidades!
La abuela tenía 21 años, pocos para lo que se lleva ahora. Y miedo, mucho miedo. El embarazo había transcurrido sin problemas y las bisabuelas le habían contado tropecientas mil veces de qué iba esto. Pero tenía miedo.
Sabía que tenía que acudir al hospital si me daban dolores con regularidad y frecuentes. Y así lo hice.
Recuerdo aquella sala de dilatación, pintada de verde (dicen que aporta serenidad pero qué queréis que os diga) con un único adorno: un grabado de una dalia.
De vez en cuando pasaba por allí la matrona, te decía que todo iba bien y se marchaba. Terrible silencio. Pensaba y pensaba que todo iría bien. Y recé, recé mucho. Siempre se reza cuando uno tiene miedo.
Caía una tormenta de aquellas que hacen época sobre la ciudad. Escuchaba los truenos mientras me retorcía de dolor. 
Y sola. Siempre sola. Es el signo de mi vida.
Entonces no había epidural, ni te monitorizaban, ni podía entrar nadie contigo, ni sabías si era niño o niña.
Nació a las 8,00 de la mañana, sano, 2900Kg. y era un niño y dí gracias a Dios y se las sigo dando por ello, por esos hijos, vuestros padres, que me concedió: sanos, listos, serios y responsables.
Hacía frío.

23/6/14

La justicia por su mano.

Jorge (3 años) llega del cole castigado.
-¿Que ha pasado Jorge?
+ No hice nada, es que "x" me empujó y yo pellizqué a "y" que se estaba riendo, pero flojito.
- ¿Flojito? No habría llorado y la profe no se habría enterado.
+ Flojito abuela, y encima yo le había perdonado y se chivó.
-¿Como que le habías perdonado, si el que pellizcaste fuiste tú?
+ Pero él había empezado. Se estaba riendo de mí y yo le perdoné. El pellizco era para que no volviera a reírse de nadie.

Ya me dijeron en la Escuela de Práctica Jurídica: Siempre puede haber una justificación para la comisión de un delito. La labor de un abogado es buscarla.


Ser abuela = ser mayor. Me rebelo.

La abuela está encantada con vosotros cinco ¡le parece mentira!¡Cinco nietos! Ni en sus mejores sueños.
Pero tiene un problema. Cuando dice entre amigos o conocidos que tiene tantos nietos la respuesta es inmediata: "¡Que bien te conservas!"

Y es que todos tendemos a juzgar la vida de los demás según la nuestra. Y no, no es así.

Resulta que la abuela tuvo a vuestros padres muy joven, tal vez demasiado. pero fue su elección libre. ¿Equivocada? No lo sé, pero no se arrepiente de ello. La vida es una sucesión de elecciones muchas veces debidas a circunstancias concretas. Ya lo iréis experimentando.
Y vuestros padres también han tenido a sus hijos muy jóvenes para su generación (¿cosas del ADN?). Y así estamos. 

La abuela ha pasado a ser "mayor" por tener tantos nietos. ¡Que cosas! Cuestión de estadística. Como la mayoría de las mujeres de su edad tienen ahora mismo hijos que rondan los 28 años pues se supone que no puede ser abuela y menos de tantos nietos.
Da lo mismo que la abuela sea joven, da lo mismo que tenga todavía mucho que aprender, que vivir, que experimentar. Formalmente es mayor.

Ganas de serlo de verdad. De cobrar una pensión, de que la cuiden, de que la dejen los asientos en el bus, de entrar gratis a los museos. 

De dejar de soñar, de dejar de amar...
http://youtu.be/S_j2XubgTzQ