Páginas vistas en total

20/2/10

Un pingüino en carnaval

Al fin has venido a casa de la abu. Y en Carnaval.
Vivo sin vivir en mi. No me da tiempo de nada pero ¡estoy feliz!. Te doy la comida, te cambio los pañales, te baño.....Y, sobre todo, te veo reaccionar, intentar caminar, reír (eres muy risueño).....no te haces ni idea de la vida que das a una casa que se había quedado vacía desde que tu padre y tu tío se hicieron mayores y emprendieron su vida....
Esta casa de tu abu ya no es lo que era desde que la llenas tu. Se acabaron los adornos inútiles. Se acabaron el orden y la monotonía. Ahora no tengo ni idea de donde está cada cosa porque cada cosa hay que cambiarla de sitio en función de tus preferencias que son, naturalmente, las mas peligrosas para ti.
Hay quinientos juguetes pero tu prefieres abrir y cerrar cajones, puertas, te entusiasman los cables y los enchufes y, por supuesto, las tijeras, los cacharros de cristal y la más mínima miga, pelusa, resto de papel que anden por el suelo.
Con ocho meses gateas como Fernando Alonso en su nuevo Ferrari, así que hay que estar muy, pero que muy pendiente, de tus correrías.
Tus padres están aprovechando, pero no para salir de marcha al carnaval, no: están aprovechando ¡¡¡¡¡para dormir y descansar!!!!!!
Y lo entiendo. Eres puro stress. He llegado a la conclusión de que los hijos se tienen cuando uno es joven porque si uno los tuviera en la edad madura no se podría físicamente resistir.
De repente me he acordado de esa mujer que tuvo un hijo a los sesenta años por reproducción asistida. Asistida habrá sido la reproducción pero también tendrá que serlo la crianza.
Creo que estas disfrutando de los abuelos. Y es seguro que los abuelos están disfrutando de ti. Y eso que duermes mal y que el carnaval no ayuda mucho. Te despiertas con los fuegos artificiales, con la marcha de los chiringuitos.....
Te han disfrazado de pingüino. No se que pinta un pingüino en un Carnaval casi tropical pero es que el tipo te va. Al fin y al cabo vienes del frio peninsular. Lo que veo es que este pingüino esta encantado paseando con su abuela por la playa en Febrero. Y la abuela pingüino ni te cuento.

10/2/10

Amanecer

Revolviendo en los cajones una tarde, encontré un cuaderno viejo viejo. Casi tan viejo como la abuela. Es un cuaderno donde escribía poemas cuando tenía 16 años (lo se porque puse la fecha. Ya ves, tu abuela siempre tan maniática del orden y de los tiempos). No recordaba haber escrito poesía (si a lo que escribí entonces se le puede llamar así) pero cuando lo he releído, ¡me ha recordado tantas cosas!. ¿Y sabes?, visto a través del tiempo he pensado que me expresaba mejor antes que ahora. Eso se debe a que a los 16 años la explosión de los sentimientos es como un volcán en erupción. En cambio, a mi edad, el volcán está casi apagadito como el de Timanfaya en Lanzarote: si hurgas un poco todavía puedes freír un huevo pero hay que escarbar.

Sea como fuere me gustaría que algún día, cuando seas mayor, leyeras mis "poemas" de adolescencia, así que intentaré transcribirlos poco a poco por si no llego a tiempo para leértelos yo.

En el de hoy intentaba describir el amanecer, ese momento mágico en que el sol y la tierra se unen cada mañana para engendrar el nuevo día.

El sol se eleva despacio
entre montañas de plata.
La tierra duerme tranquila,
soñando esta con el alba.

El la mira tembloroso
entre las montañas blancas
procurando no hacer ruido
pues no quiere despertarla.
Aspira el suave perfume
de su cabeza en la almohada
y despacio, y en silencio,
se va acercando a la cama.
Ahora la mira tranquilo
y una dulce paz le embarga.
¿Quien no ha sentido lo mismo
al contemplar a su amada?.
Con las manos temblorosas
la acaricia sin tocarla
y, dulcemente, la besa
en los ojos y en la cara.

La tierra sigue durmiendo
y soñando con el alba.
Con el llegará su amor.
Con el vendrá la esperanza.

El sol la besa las manos,
la piel, el pelo, la cara...
la vuelve a mirar, suspira,
la contempla enamorado.
En sus labios pone un beso
y se siente avergonzado.
Perdón ,susurra, amor mio,
pero no pude evitarlo.

La tierra, sobresaltada
al oír que están hablando,
olvidándose del sueño
despierta de su letargo.
Y al descubrir, sorprendida,
al sol que la esta mirando,
sin decir una palabra
cae rendida en sus brazos.

Y no te rías, cuando lo escribí estaba en plena "fase cursi" de niñata de 16 años. Tampoco pretendía que me dieran el Nobel de Literatura, caramba. Ni siquiera me presenté nunca a unos Juegos Florales. ¿Que que es eso?. Otro día te lo cuento.

9/2/10

Socializándote

No se como te sientes, supongo que despistado. Has empezado a ir a la guardería infantil.
Así se llama en español el sitio donde cuidan a los peques como tu, porque en alemán lo llaman Kindergarten (jardín de niños) que parece mucho mas bonito. Y digo parece porque, analicemos el matiz, si algo se guarda es porque tiene mucho valor. Se guardan las joyas, el dinero, las cosas que queremos que se conserven bien. En cambio jardín para niños es una tontería.

En fin, que ya vas a la guarde. Así, de momento, no te disgusta y te quedas tan tranquilo. El problema viene cuando descubres que ya no eres el centro de atención, el peque, mi peluso. Eso no te gusta, estabas acostumbrado a ser el number one de todo. Y la socialización me parece que no te mola. O sea, bien que haya otros niños, bien que jueguen con los juguetes ¡¡¡¡¡¡¡¡PERO NO CON EL QUE TIENES TU!!!!!!!!.......¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUIERES ESE Y SOLO ESE!!!!!!!

Es lo que pasa con la socialización , que hay que compartir majete. Y esto es fastidioso. Pero tendrás que acostumbrarte y estoy segura de que lo harás. Eso si, sin dejarte pisotear porque te encontrarás abusadores que piensan que lo suyo es suyo y lo de los demás también, así que tendrás que aprender además a defenderte.

Una cosa es compartir (yo te dejo, tu me dejas y jugamos los dos a lo mismo) y otra dejarte avasallar (yo te dejo, tu no me dejas y encima jugamos a lo que tu dices). De eso ni hablar. Aprende esto: o jugamos todos o rompemos la baraja.

Lo que si que has compartido rápidamente son los virus. A los pocos días ya estabas con fiebre. Y es que las enfermedades infantiles socializan enseguida. Niño que ven, niño que invaden. Y eso que os vacunan de casi todo.




4/2/10

Triste España sin ventura


"Triste España sin ventura
todos te deben llorar.
Despoblada de alegría
para nunca en ti tornar"

Me acabo de enterar. Estoy a miles de kilómetros de España y me acabo de enterar de que mi vida ha cambiado. Ahora resulta que ya no me puedo jubilar a los 65 años. Tengo que esperar a los 67. Y me lo dicen así, sin anestesia.
O sea, que llevo 25 años trabajando y, por ende, cotizando cada mes y resulta que, de repente, el gobierno ve que no le cuadran las cuentas y decide que los abuelos tenemos que trabajar mas tiempo porque los jóvenes no son suficientes para aportar los dineros para pagar nuestras pensiones.

Del disgusto que me he llevado no he podido mas que poner a todo trapo el "Triste España" de Juan del Enzina. Mira que me gusta cantarte canciones viejas. Pues ya ves, nunca pensé en tener que cantarte esta tan dura. Y es que la historia es una especie de rueda que siempre se repite.

Estamos muertos, este país esta muerto. Resulta que nuestros gestores, elegidos por nosotros mismos, nos han llevado a la ruina. Vaya estafa. Esto no era lo contratrado. Si lo se no vengo.
Y no, no estoy pensando en mí. Afortunadamente tu abuela no depende de una pensión. Y además puede trabajar hasta los 67 o hasta los 70 si hace falta. Estoy pensando en tus tías/os abuelos y en los amigos de tus abuelos que algunos están ahora mismo en el paro, sin cotizar y sin perspectivas de que les vuelvan a contratar. Y en tus padres, y en ti.

Y lo peor es que esto es solamente el principio según los entendidos. Espero que para que cuando seas mayor esto funcione mejor. Y que puedas tener trabajo. Y que España funcione.

Lo espero por ti y por mi.