Páginas vistas en total

28/9/10

De huelga

Estamos en huelga. El país. Y por decreto. Yo no me acabo de enterar del por qué de esta huelga. ¿Contra quién es? porque según lo que entiendo de las noticias el Gobierno está encantado con la misma. Incluso han pactado con los Sindicatos los servicios mínimos. Cosas veredes Sancho.

En mi corto entender creo que para elaborar unos servicios mínimos se tiene que dar la condición de que la mayoría de los trabajadores secunden la huelga. Pero es que en esta ocasión, sin encomendarse a Dios ni al diablo y sin preguntar primero, los Sindicatos y el Gobierno que padecemos han decidido, por ejemplo, que los vuelos Canarias-Península y viceversa solamente sean del 50%.

Y digo yo, que soy torpe y cuasi anciana, ¿y si resulta que todos los pilostos, controladores, trabajadores varios de aeropuertos y compañias aéreas se presentan tranquilamente a trabajar? ¿les van a impedir realizar su trabajo? ¿quién? ¿el Gobierno con su decreto o los piquetes de descerebrados amparados en ese mismo decreto?.

O sea, ¿son servicios mínimos o servicios máximos? porque si los piquetes amparados en el decreto amenazan o coaccionan a los trabajadores para que solamente se cumplan los establecidos en este, se convertirían en servicios máximos a prestar en el día de huelga.

Empiezo a no entender nada. Cuando los Sindicatos, que se supone defienden al trabajador frente al empresario, convocan una huelga que va contra el Gobierno el cual a su vez está encantado con la huelga, aquí me empieza a fallar el entendimiento.

Y tu, mientras tanto, tendrás que quedarte sin ir a la guardería ,con lo que te gusta. Por Decreto.

5/9/10

Hablar, parler, ομιλία, talk, 谈话, parlare, حديث, sprechen



Me han contado tus padres que ya dices tres palabras con coherencia e intención. Exactamente tres: papá, mamá y agua. El instinto de supervivencia es lo primero. Lo único imprescindible para ti en este momento es que papá y mamá no anden muy lejos y beber agua. Con eso puedes vivir y, viviendo, puedes seguir creciendo y aprendiendo.

Ahora está muy de moda llevaros a colegios bilingües para que aprendáis otros idiomas. En mis tiempos aprendíamos francés, anteriormente era alemán, luego inglés y ahora la duda es si seguir enseñándoos ingles o elegir el chino que, visto lo visto, va a ser el lenguaje del futuro económico y laboral del mundo mundial.

Tengo que contarte que yo no he conseguido hablar en inglés y eso que me esforcé durante años en aprenderlo. Lo entiendo pero no lo hablo y muchísimo menos lo escribo. En francés me defiendo un poco mejor. Soy capaz de hablarlo pero un poco en plan indio, o sea, me falta vocabulario.
Pero ¿sabes? no he tenido problemas para hacerme entender. Ni en Inglaterra, ni en Alemania, ni en Turquía ni en cualquiera de los países que he tenido la suerte de conocer. De una u otra forma nos hemos entendido. Claro que nunca tuve que trabajar ni vivir fuera de mi país, supongo que en esos casos será un poco mas difícil aunque no imposible. Y, desde luego, los sentimientos estoy convencida de que no tienen idioma. Se notan; digas lo que digas y en el idioma que lo digas se notan. Un abrazo, una mirada, hacer algo por alguien sin decir ni una palabra es lenguaje universal.

Empiezas a hablar, de momento, en español; aprenderás otros idiomas pero tu abuela sabe que, serás tan buena gente, que no necesitarás hablar ningún idioma para ser feliz.