Páginas vistas en total

2/2/14

Es aburrido ser niño

De pronto te has acercado a nosotras con el llavero "de la suerte" que te acababan de regalar y has preguntado:
-¿Este llavero puede de verdad conseguir deseos?
La tía Moña, sorprendida, te ha contestado
-Bueno, Pablo, los deseos dependen mucho para conseguirlos de que, de verdad, queramos lo que deseamos y nos esforcemos por ello pero, ¿que es lo que deseas?
- Quiero ser un ninja- has respondido con carita de ser lo único que te haría ilusión en el mundo.
-¿Un ninja? ¿Y eso?
-Porque ser niño es muy aburrido.
La abuela ha intentado convencerte de que ser niño no es aburrido, de que cada día tienes oportunidad de aprender cosas nuevas y de jugar, y están papá y mamá y los hermanos contigo y cuando uno es ninja no tiene esa suerte porque has de estar todo el tiempo luchando......
   Con carita de pena has dicho:
- Pero es que los ninjas pueden pelear muy bien para ayudar a los buenos.
No nos ha servido de mucho explicarte que para eso no hace falta ser ninja, únicamente que aprendas muchas cosas, que sigas con el judo y los deportes y que te hagas  mayor como papá.
-Ya- has gritado enfadado- pero es que yo lo que quiero ahora es ser ninja y cuando sea  mayor tardar poco en trabajar.
Mudas, nos hemos quedado mudas.......