Páginas vistas en total

17/2/12

No es mas rico el que mas tiene sino el que menos necesita

Había pensado no volver a escribir en este blog porque crecéis tan deprisa que, casi casi, sois vosotros los que me enseñáis cosas y no la abuela la que os enseña. Pero es que la situación me obliga.

Cuando estoy con vosotros la vida parece otra cosa. Afortunadamente sois felices. Todavía vuestros padres tienen trabajo, vuestro cole sigue funcionando, vuestra familia arropa a todos los que la forman tengan o no trabajo. Pero no tengo claro que esto dure eternamente.

Si hace dos años estaba asustada y recitaba el "Triste España" de Juan del Enzina http://laquiti.blogspot.com/2010/02/juan-del-enzina-triste-espana-sin.html ni os cuento ahora. Casi estoy cantando el Requiem de Mozart. Y es que España ahora mismo pone un circo y le crecen los enanos. Cada día nos despertamos con una sorpresita: que si el rating de la deuda sube no se cuanto, que si las agencias nos rebajan la calificación a pesar de las reformas "estructurales" que el Gobierno de turno pone en marcha: reforma fiscal, reforma laboral....y las que nos quedan por ver.

Pues nada, cada vez vamos a peor.
Y no veo la solución. El abuelo me dice siempre:"que no lo entiendes, que no hay dinero" y digo yo ¿ donde esta el que había?¿que han hecho con el?
Porque vamos a ver. Si en casa entraba x la abuela, que apunta cada gasto desde que se cometió matrimonio, cada día sabe lo que le queda para gastar y hace encaje de bolillos para que no le falte una peseta a final de mes. ¿Es tan difícil hacer esto en un país? ¿como España se ha endeudado tanto?

Quiero daros un consejo que a mi me dieron desde pequeña, aunque os suene a cosas de abuela vieja: Nunca gastéis mas de lo que tenéis. Ahorrad para comprar. No os endeudéis.Lo único imprescindible es comer y vestir dignamente, el resto puede esperar. No es mas rico el que mas tiene sino el que menos necesita.

Confío en que de aquí a que seáis mayores la situación mejore. Mientras tanto seguiré dándoos la tabarra por medio de este blog.

Palomas mensajeras





Con tanta tecnología hemos pasado a depender de todos estos aparatos que no entendemos pero que nos resultan casi imprescindibles para no sentirnos solos.
La abuela que, cuando sus hijos le lloraban pidiendo que pusiera ADSL en casa se negaba como gato panza arriba al grito de "Internet es un invento maligno de los americanos", al final sofronizada por ellos sucumbió al mundo 2.0 y vive ahora totalmente informatizada.
Os ve por Skype, se relaciona con sus amigos de toda la vida por Facebook, opina en Twitter y ha "conocido" personas musicalmente afines gracias a Lastfm o Spotify. Por no hablar del correo electrónico por el que recibe las convocatorias de la junta de vecinos y hasta las invitaciones de boda, o de la banca electrónica que hace que el dinero físico cada vez circule menos. Y os cuento mis cosas en un blog.
A veces pienso que con todo esto nos estamos convirtiendo en seres muy comunicados pero mas solos que la una.
Cuando era pequeña para jugar con otros niños había que salir a la calle o invitar a algun amigo a casa. Ahora jugamos online con alguien que no conocemos personalmente, o sí, sentados delante de la tele o del ordenador.
Había que llamar por teléfono a los amigos para hablar o quedar en alguna parte.
Pensándolo tengo la impresión de que todo este avance que parece el mundo virtual no es mas que volver a los orígenes. Tambien los pueblos antiguos se comunicaban sin verse por medio de señales de humo o de palomas mensajeras.
Al fin y al cabo esto de Internet es parecido. Suelto mi paloma con mi mensaje desde mi teclado electrónico y llega a quien quiero. Y ese alguien me envía a su paloma con su mensaje de contestación. Pero no nos vemos y no nos abrazamos y no sabemos si la paloma nos trae un mensaje verdadero o no porque no vemos los ojos ni la expresión de quien nos le envía.
¿Progreso o regreso?