Páginas vistas en total

25/12/13

¡Feliz Navidad!

Ha sido una Navidad rara. Esta mañana enterrábamos al padre de un tío abuelo vuestro. Era una persona entrañable, de esas que se fabrican poco. La abuela le recuerda de toda la vida cariñoso, vital, de los que ahora llaman emprendedores, de los que en los tiempos de la abuela llamábamos comprometidos, de los que nunca se rendía. No se rindió cuando los negocios le fueron a medias, no se rindió cuando la vida le dio el palo de la enfermedad de su mujer, no se rindió nunca ni siquiera para sobrellevar la terrible enfermedad que le causó la muerte, ELA, soportando su dolencia con la mayor dignidad hasta el minuto final.
Esta mañana, en la misa de entierro, no cabía un alfiler en la iglesia. Todo el mundo le quería. Allí estaban sus hijos y sus nueras y sus yernos y sus nietos. Todos una piña, todos han estado con él hasta el final, respetando sus decisiones sobre su vida aunque les doliera, aunque pensaran que sufriría menos de otra forma, con otros tratamientos....Todos ellos dignos de admiración, le han cuidado, le han mimado hasta el último suspiro. Eso es familia.
Los nietos han leído al final de la misa una carta dedicada al abuelo. Todos nos hemos emocionado porque le describían como fue, como todos los demás (mucho mas viejos que sus nietos) le veíamos. Han descrito todo lo que el abuelo les ha legado: sus enseñanzas, su humor, su vitalidad......
¡Ojalá la abuela sea capaz de transmitiros tantas cosas como él a sus nietos!
Luego, mas tarde, hemos tenido nuestra cena de Nochebuena. Los villancicos, los regalos, los whatsapp de todos los amigos y familiares que andan lejos.
La Navidad no es nada sin compartirla con la familia. ¡Ojalá la vida nos brinde a nosotros muchas Navidades de alegría y de estar juntos! Pero también es un momento de recordar a todos lo que ya no están y que nos han dejado sus enseñanzas, sus valores y sus recuerdos entrañables. Ellos están con nosotros porque, y no lo olvidéis nunca, seguimos celebrando estos días porque nos transmitieron esta alegría y esta costumbre entrañable de celebrarla así, como ellos la celebraron con vuestros tatarabuelos, y nosotros con nuestros hijos y nuestros hijos (vuestros padres) con vosotros y vosotros (espero) la celebraréis con vuestros hijos y ellos con vuestros nietos. Porque el Niño Dios vuelve a nacer en nuestros corazones cada año para siempre.
¡Feliz Navidad, queridos nietos!

17/12/13

EN URGENCIAS

        Era el cumple del abuelo y ahí andábamos todos tan contentos celebrándolo. Le habíais ayudado a apagar las velas y le habíais cantado el "cumpleaños feliz". Le distéis su regalo y todos (mayores y pequeños) andábamos tan contentos comiendo tarta y haciendo fiestas al nuevo miembro de la familia que también se llama como el abuelo.
        Fue entonces cuando comentó que llevaba todo el día con una extraña opresión/dolor en el pecho. Lo dijo como el que no dice nada, así, como expresando que ya es un poquito viejo.
       Su hijo mayor, que es médico como sabéis, enseguida empezó a preguntarle cosas de médico: que si es cuando haces esfuerzos, que si es continuo, que si es......
       En ese momento se terminó la fiesta. El hijo médico determinó que, dada la edad del abuelo y sus condiciones, tenía que hacerse un electrocardiograma, ya, para evitar un susto mayor.
      Y dada la hora y que los abuelos no viven en vuestra ciudad había que ir directamente al servicio de urgencias de un hospital.
   
  
      Afortunadamente las pruebas del abuelo salieron requetebien y, en principio (eso dijeron los médicos que allí estaban) no parecía asunto de importancia peeero......tenía que quedarse unas horas en observación y repetir las pruebas cada 6 horas.
    Los abuelos, ya tranquilos por el diagnóstico inicial, se quedaron toda la noche en aquel hospital en el servicio de Urgencias.
   
     Queridos nietos, es en un lugar como ese donde, de verdad, te das cuenta de como la vida puede cambiar en un instante, de que fácil es morirse y de cuanta gente anónima intenta que eso no suceda y que, si tiene que suceder, sea de la forma mas digna y menos dolorosa posible.
   A lo largo de esas quince horas pasaron por allí muchas personas. 

     Hubo una abuelita como la bis, que se había caído y tenía rota la cadera. Todo el tiempo quería marcharse a su casa y la hija que la acompañaba contaba a la abuela que la casa de la que hablaba su madre era, en realidad, la de cuando la enferma era joven. Una casa que describía como "la de la playa, tengo que irme porque está esperándome mi novio". 

    Hubo también una mujer de mediana edad. A la abuela le llamó la atención que era muy guapa. Estaba sola y la tenían atada a la cama. Había intentado suicidarse. Al principio estaba muy enfadada porque la hubieran llevado allí. Luego con la medicación y las conversaciones con el médico psiquiatra se le fue pasando el enfado y terminó llorando porque, decía, no quiero vivir así, sola.

  A medianoche ingresaron a un señor que, relataba su acompañante, al volver de trabajar empezó a ver todo doble. Había sufrido un, afortunadamente, pequeño infarto cerebral. Era un empresario. En cuanto fue diagnosticado y estabilizado, mientras esperaba que le subieran a la planta de neuro, se dedicó a hacer mil llamadas por el móvil para organizar sus negocios dado que iba a estar ingresado por un tiempo. 

  Había enfermos que lloraban de dolor y otros que, ni siquiera, tenían ya fuerzas para poder llorar. Y, sobre todo, había un equipo de médicos y enfermeras que no dejaban de ir de un box a otro para paliar ese dolor y para organizar las pruebas médicas de cada enfermo, y de tomar decisiones. Con lo difícil que es tomar una decisión ellos tenían que tomarlas con premura: una placa para este, transfusión para el otro, que baje el cardiólogo, este enfermo directo a cirujía, 60 de no se qué al de la 3, gasometría a la de la 7....

  
Por fortuna lo del abuelo se quedó en el susto pero a la abuela esas 15 horas vividas en Urgencias le han servido para valorar a todos esos médicos y enfermeras que cada día pelean allí.

Y para saber como puede cambiar la vida en unos segundos.
   
 

26/11/13

Agarrando


Te agarras a la vida, cada día mas despierto, cada día mas curioso. Te agarras a la vida con el instinto del que quiere seguir adelante, del que cree que todavía algo puede cambiar.
Te agarras fuerte a la mano de papá, porque esa será tu guía en estos principios de tu amanecer en el mundo. 
Un día la soltarás y volarás solo con el bagaje de lo aprendido de él, pero ya con la mano abierta a todos los aprendizajes, a todo lo que el mundo te puede ofrecer.
Y entonces empezarás, de verdad, a vivir.

19/11/13

DATOS PARA EL RECUERDO

Naciste el 19 de Noviembre de 2013 en Madrid a las 2,00 horas.
Pesaste 2,800 Kg.

La Iglesia Católica conmemoraba a San Abdís, San Azas, San Bárlaam, San Federico Jansoone, Santa Matilde de Hackeborn, San Máximo de Cesarea y San Simón.

Los periódicos contaban:
La UE ampara a España y pide mas controles en Gibraltar http://www.abc.es/espana/20131118/abci-bruselas-londres-tabaco-201311181822.html
El 76,4% reclama que todos los españoles decidan sobre Cataluña http://www.elmundo.es/espana/2013/11/19/528aa9bd63fd3d2e458b4595.html?a=2428f9bfd77990237f9de8e1fb4c211d&t=1384837674
Doris Lessing, el incómodo legado de una escritora molesta http://www.elconfidencial.com/cultura/2013-11-18/doris-lessing-el-incomodo-legado-de-una-escritora-molesta_55708/

Hacía frío.
 


     

JULIO

      Te has hecho esperar. Tanto tanto que mamá ha estado de parto desde las 9 de la mañana de ayer. Y papá con ella, y el abuelo Luis y la abuela Concha y, por supuesto, la abuela que escribe.
         Para animar a mamá han pasado por su habitación tus tios y la mitad del personal del hospital de La Paz, que no en vano mamá y el abuelo Luis y el tío Luis y tu padre forman o han formado parte del mismo.
           Pero tu no parecías tener ganas de ver este mundo. Así en principio no me extraña porque no están las cosas por aquí muy bien que digamos, pero tu vas a tener suerte. Tienes una familia que te quiere y tenemos pendientes montones de cosas divertidas que hacer. Y están los primos Pablo y Jorge que te enseñarán a defenderte del mundo y a jugar y que llevan días preguntando por tí.
         Sin embargo te resistes; de hecho has decidido pasar tu primera noche en la incubadora, calentito y a resguardo que diría tu abuelo Julio que no ha podido estar, pero que ha estado gracias a los medios de comunicación y al internet como si estuviera aqui (y eso que anda lejos lejos...).
          Te guste o no aquí estás. Mamá y papá se han quedado un poco tristes porque no han podido verte dormir esta primera madrugada de tu vida. Cuando te hayas repuesto del esfuerzo de nacer y te lleven junto a ellos se les pasará. Están deseando abrazarte (y los abuelos, los primos y los tíos.... también).
           Nos han dejado verte metido en tu nuevo nido que llaman incubadora. Tienes ojos  de curioso como papá y miras con fuerza como mamá. Anímate y esfuérzate en recuperarte, nos vamos a divertir mucho juntos y hay muchísimas cosas en este mundo que te van a gustar. Tengo un montón de nanas nuevas que me han enseñado mis amigos de facebook para cantarte y muchos cuentos que contarte....
         Has nacido, que lo sepas. En Madrid, el 19 de Noviembre de 2013 sobre las 2,00 horas y te llamas Julio como tu padre, tu abuelo y tu bisabuelo. Y como un gran personaje histórico que fue Julio Cesar del que ya te contaré. Y como un gran Papa Santo, Julio I que, entre otras cosas, fijó el día en que se celebraría La Navidad.
            Hacía frío.

12/9/13

Hermano no significa igual

Os tengo abandonados mediáticamente hablando. Es que la vida a veces se complica y, otras veces, es tan tonta que uno se queda sin palabras y sin cosas que decir. Es mejor callarse que decir tonterías o cosas que a nadie aportan nada o que solo pueden dar lugar a tristezas. Eso piensa la abuela.

Pero entretanto vosotros seguís creciendo. Cada vez se ve mas clara vuestra personalidad. La abuela ya os ha etiquetado (lo que trae sus complicaciones porque nadie es exactamente como los demás le ven).

 Así Pablo es para la abuela "el imaginativo". Hay que verte contando historias. ¡Y viviéndolas ! Lo que mas te gusta es que, antes de dormir, te cuente/cante un cuento/romance/historia. Luego insistes en volvérmela a contar y ¡SORPRESA! el cuento/romance/historia es un nuevo cuento/romance/historia en el que aglutinas todas las vivencias, historias y lo que imaginas (que es mucho) aderezado con los amigos, abuelos, primos, experiencias del día y últimos héroes de tus películas favoritas. Así que el cuento de "Los tres cerditos" se convierte en un guión cinematográfico digno de ser producido por Steven Spielberg y del que, realmente, de los tres cerditos solo queda el nombre.

Jorge, para la abuela es  "el peleón". Peleas para todo. Peleas contra "el hermano" ( nunca llamas a Pablo por su nombre), peleas por el hermano, peleas sin el hermano. Peleas por vivir, para no dormir....Y ganas siempre. Es que eres como el enanito gruñón de Blancanieves, para todo tienes algo que decir/añadir. Y lo dices/añades con verdadera constancia con lo que o por tener razón o por aburrimiento, al final te damos la razón. 

Tiene gracia que seáis tan distintos de temperamento. Pablo juega a vivir historias con cualquier juguete que le den. Jorge juega a descubrir para que sirve cualquier juguete que le den y pregunta para qué le has dado ese juguete. Y por supuesto hablamos de un mismo juguete porque ¡pobre del que os regale juguetes distintos!


En eso sois igualitos ¡siempre os gusta el que han regalado al otro!

5/1/13

Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos Melchor, Gaspar y Baltasar, este año creo que he sido buena y por eso me atrevo a pediros estas cosas:

FELICIDAD para mi mamá que, como ya sabéis tiene Demencia Senil/Alzheimer y no me recuerda cuando me ve. A mi no me importa que no me reconozca pero os pido que se encuentre contenta y disfrute con las cosas.

SALUD para mi marido. Ya que consiguió superar su enfermedad que siga así este año.

TRABAJO para mis hijos y mis nueras. Se que las cosas andan feas pero vosotros sois Magos. No pido grandes sueldos, ni siquiera contratos fijos. Solamente que este año tengan trabajo.

INOCENCIA para mis nietos. Ellos son pequeños, os pido que puedan disfrutar de su infancia.

Para mis hermanos y amigos que se cumplan sus SUEÑOS, sean los que sean.

ESPERANZA para todos.

Para mí nada en particular.

Gracias queridos Reyes. Os quiero y prometo seguir intentando ser buena.
Renata.